Páginas

domingo, 18 de noviembre de 2012

Trabajar en el extranjero

Una nueva onda económica está llevando a pensar a los ciudadanos de los países del Sur de Europa, económicamente dañados por la peor crisis en los últimos siglos, el hacer las maletas y emigrar. En ese sentido, conocer idiomas ya no es una vocación, sino toda una obligación.

Alemania está situándose a la cabeza de los estados que realizan una especie de "OPA" hacia los titulados de otros países que desean un buen trabajo y un buen sueldo. Aprender alemán en Berlín, Munich o Hanover se ha convertido en un fuerte reclamo, al igual que estudiar inglés en Nueva York, Londres o Irlanda.

En qué trabajar y dónde

Los trabajos más ofertados en centroeuropa son los relacionados con la ingeniería y con la sanidad. Conocido es el interés de estados como el Reino Unido por los profesionales sanitarios españoles, una demanda que parece ser se ha extendido también a Alemania.

Si ya está pensando en comprarse una botas de piel y un abrigo para irse a vivir a Suecia o noruega, donde solo con conocer el idioma noruego es posible tener trabajo, aún queda una oportunidad.

No será un viaje a Brasil, pero en ciertos Estados de los Estados Unidos hay aún una importante oferta de trabajo si usted está cualificado y sabe idiomas.

Prepara tus botas y lánzate a la aventura de trabajar en otro país


Por qué interesa buscar un trabajo en estados Unidos

En primer lugar para tener unos ingresos. En Estados Unidos existe una amplia flexibilidad laboral que permite encontrar trabajo sin excesivas dificultades, aunque también perderlo. Los sueldos suelen ser bastante más justos que en el Sur de Europa premiando la capacidad de generar ingresos o resolver la papeleta para el empleador.

Hacer alfombras de lana, construir casas para pájaros o diseñar planes de Marketing son empleos que se podrían encontrar en los Estados Unidos.

Además, los impuestos son bastante más reducidos que en los países europeos y la posibilidad de encontrar ocio, nivel de vida y nuevas e importantes vivencias son, por supuesto, una garantía. El modo de vida estadounidense sorprende, por su variedad y por la diversidad de culturas que alberga la primera potencia mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada