Páginas

lunes, 20 de enero de 2014

En Marketing Online lo barato sale caro

No pocas veces hemos oído que lo barato sale caro, y en marketing online podría decirse que esta frase logra su máxima expresión. 

Así, las empresas que a sí mismas se llaman pequeñas y por tanto que invierten poco en marketing o de corto recorrido no son conscientes de que no planificar concienzudamente sus inversiones en la red es tirar el dinero. 

Y da igual si hablamos de un si hablamos de un spa en Madrid o de una tienda de zapatos en León, la ejecución es la misma porque el planteamiento de marketing online es el mismo para vender un zapato, un bono de spa o pedir el voto para un candidato a alcalde en Ecuador. Podemos leer a ese respecto el artículo sobre bienes, servicios e ideas de aigendigitalmarketing.com donde se explica qué es un bien, un servicio o una idea en el concepto genérico de producto.

Un pequeño presupuesto para marketing no equivale a gastarlo de modo inconsciente. Un pequeño presupuesto en marketing equivale a lo mismo que un presupuesto alto: fijar objetivos, planificar tiempos y si lo planificado requiere una mayor inversión, localizar fuentes de financiación o postponer la inversión hasta disponer de los fondos adecuados.


En marketing y economía haya reglas claras de inversión

Esta regla, que sirve tanto para el marketing online como para el marketing offline no pocas veces es ignorada por quienes más tienen que ajustar gastos, y lleva a resultados decepcionantes.



Por ello, si alguien está pensando en utilizar un vale de 75 euros en adwords si gasta 25, que no lo haga a lo loco. Que piense, sin ir más lejos el director de marketing del spa en Madrid si va a tirar 25 euros porque ese tráfico que generará no está cualificado, que piense si tiene una buena página de aterrizaje o que piense cómo va a recuperar esos 25 euros de inversión.

La lógica aplastante nos dice que sin una buena web adaptada a los requerimientos del cliente sobre sus demandas y planteada para ganar dinero, esos 25 euros se estarán lanzando al cubo de la basura aunque el negocio sea el de la pequeña zapatería de León o el candidato ecuatoriano. Es un tema íntimamente relacionado con la formación en economía o marketing, pero que cualquier empresario con una mínima cultura empresarial debería conocer.


Ingresar y gastar, la clave en los negocios

Y es que hay algo más importante para un empresario que saber gastar: saber ingresar. Y muchas veces es más inteligente gastar 1.500 euros en una buena web que consiga un retorno de la inversión adecuado que en un plazo prudente nos dé 2.000, que dedicar 5 minutos a configurar una campaña de adwords que nos haga perder dinero, aunque se enmascare de regalo promocional.

Para conocer casos concretos de marketing online aplicado recomendamos visitar http://abelpardo.com/ y http://marketingmagazine.es. Estas páginas muestran claros ejemplos de cómo se debe operar en Internet y en marketing digital.

A partir de estos ejemplos podemos hacernos una idea más adecuada de cómo el marketing online puede ayudarnos a lograr eficazmente una disposición de las herramientas que Internet pone en nuestra mano para lograr beneficios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada