Páginas

martes, 30 de julio de 2013

Internet, posibilidades y tarifas



Internet ha llegado para quedarse, y una de las muestras más claras de su influencia en la vida diaria de sus usuarios es la cantidad de tiempo dedicada a conectarse a la red de redes y a sus múltiples extensiones.

Desde facebook a Youtube, pasando por el whatsapp en el móvil, conseguir estar conectado se ha convertido más en una necesidad que en un lujo para muchos de sus usuarios. Tanto si vendemos impermeabilizar terrazas como si lo nuestro son los suelos o el mantenimiento industrial, la red es nuestro sitio.

Por qué Internet es imprescindible

 Internet se ha hecho imprescindible en nuestras vidas en los últimos años, quién no ha usado alguna vez la red de redes para encontrar seguros de coche baratos (ver http://www.loaseguro.com) o planear sus vacaciones de verano en Galicia comparando los precios de los hoteles en las Rías Altas.

La conexión desde un ordenador de sobremesa, un portátil o un móvil ha visto en los últimos años una auténtica revolución. Las grandes compañías de telefonía lo saben y nos bombardean a todas horas con anuncios televisivos con grandes ofertas para contratar tarifas planas de internet donde nos prometen el sueño de todo internauta, una  navegación ilimitada y muchos megas de velocidad. 

No debemos dejar de mirar la letra pequeña de estos hipotéticos chollos, por lo que un estudio exhaustivo del contrato nos evitará problemas como tener una velocidad más baja de la prometida, tarifas que salen más caras de lo anunciado o que no funcionan como es debido. 


Imagen: http://www.forasterarquitectos.com/

Internet y los seguros

Contratar internet es como la compra de coches de segunda mano, a veces sale bien pero otras muchas nos sentimos engañados, la carrocería estaba nueva pero el motor fallaba.V emos que empresas de la talla de Finca casa de oficios en Madrid o de Masía Mas Llombart en Barcelona utilizan sus páginas web para ofrecer servicios de catering, lo que es una muestra de las ventajas de la red aplicadas al marketing.

La reclamación ante estas grandes compañías de la telecomunicación, como bien saben las asociaciones de consumidores, resulta tediosa y más larga en estados como España que en otros países del entorno de la Unión Europea, como Irlanda, donde los derechos del consumidor se respetan más debido a su legislación.

No nos queda otro remedio más que pactar con los operadores si queremos seguir disfrutando de internet ya sea por cable o ADSL, si no queremos dejar de navegar para encontrar un sitio de banquetes de boda en Barcelona, buscar información sobre las células madres para el trabajo de biología del niño o descargarnos un antivirus gratuito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada